Se conoció el fallecimiento de quien fue el más grande waterpolista de todos los tiempos. El próximo 27 de agosto se convertirá en el quinto argentino que ingresará al Hall de la Fama de la Natación. Fue campeón panamericano en 1951, participó de tres Juegos Olímpicos y ganó infinidad de títulos nacionales.

Osvaldo Codaro hizo historia

Nicolás Lacunza

28 DE MARZO DE 2018

Osvaldo "Pacha" Codaro, el más grande waterpolista argentino, que brilló en las décadas del '50 y '60, falleció en Rio de Janeiro el 6 de junio pasado sin llegar a disfrutar del reconocimiento que la International Swimming Hall of Fame (ISHOF) le hará con el ingreso al Hall de la Fama de la Natación, ceremonia que se producirá en Florida EE.UU, el 27 de agosto próximo.

Será recordado como un gran deportista, el único que pudo llevar su pasión, el waterpolo, a la tapa de la más emblemática revista deportiva a nivel nacional, El Gráfico, en 1950. Un ejemplar de esa edición y la gorra con la que aparece en ella fueron donadas por Codaro para el evento en el que estará presente toda su familia que viajará especialmente.

El destino le guardó un enorme reconocimiento, aunque lamentablemente no vaya a estar para presenciarlo: será el quinto argentino en formar parte del Salón de la Fama, después de Jeanette Campbell, Horacio Iglesias, Claudio Pitt y Alberto Zorrilla. El “Pacha” no pudo evitar la emoción, en su momento, al conocer la noticia: “Es muy lindo y emocionante que mi nombre quede grabado ahí, donde están todos mis ídolos. Que yo vaya a ser parte de eso es increible”, declaró a La Ciudad, El diario de Avellaneda.

Su experiencia inicial con una pileta casi termina en tragedia, ya que no sabía nadar cuando lo empujaron al agua por primera vez. Dos años después comenzaba un camino que lo llevó a deslumbrar a propios y extraños hasta convertirse en el mejor waterpolista argentino de todos los tiempos y en uno de los mas grandes de la historia.

Osvaldo Codaro llegó a los 10 años al Club Atlético Independiente ; hacía cuatro años que había fallecido su padre y unos años más tarde, a los 16, perdería también a su madre. Fue allí, en el club al que siempre llamó “mi segunda casa”, en el que encontró un lugar donde refugiarse. De la mano del entrenador Santiago Gentile, que lo acompañó durante toda su carrera, aprendió los secretos de la natación y luego del waterpolo, en el que comenzó a competir a los 12 años. Ya a los 16 fue campeón nacional junior.

Defendió los colores de tres equipos distintos en la Argentina y es abrumadora la gloria que acumuló durante toda su carrera, tal es asi que en uno de los pocos registros fílmicos que se pueden encontrar, decía en 1968: “Jugué cuatro años en Independiente, nueve en Comunicaciones y seis en Boca, en todos tuve la suerte de integrar el equipo que fue campeón, menos en uno que no pude porque el campeonato se suspendió” con lo que daba muestras de su enorme humildad. Años después se retiró. Toda su vida estuvo ligada a la Selección Nacional y luego de finalizar su carrera deportiva se convirtió en el Head Coach, función en la que permaneció desde 1975 hasta 1981.

Si bien obtuvo logros con la natación (consiguió el récord sudamericano de 100 metros libre en Buenos Aires en 1950 con un tiempo de 01.01.20 y los de postas 4x100 metros libre y 4x100 metros cuatro estilos, ambos en 1953, según datos de la Confederación Sudamericana de Natación (CONSANAT), ante el rechazo de sus entrenadores ("son muy celosos, no quieren que te vayas al waterpolo. Según me decían, perjudicaba el estilo para nadar pero a mí me daba más fuerza” declaró alguna vez al sitio Natación.com) se decidió por continuar su carrera como waterpolista y el tiempo le dió la razón.

En 1951, Buenos Aires organizó los Juegos Panamericanos que tuvieron una particularidad: a excepción de los desarrollados en Cuba en 1991, fueron los únicos en los que los Estados Unidos no terminó en el primer puesto del medallero. Ese lugar lo ocupó Argentina y Codaro contribuyó junto con la Selección Nacional de Waterpolo al conseguir la medalla dorada. Repitió el éxito en México 1955 al llevarse otra vez el oro en la competencia.

Un tiempo antes y con sólo 17 años, había sido convocado a los Juegos Olímpicos de Londres en 1948 en donde coincidió con João Havelange (que jugaba para Brasil) quien lo felicitó por ser el jugador más joven del torneo y le dijo que sería su heredero.

Participó en dos Juegos Olímpicos más. En Helsinki '52 lideró el equipo que obtuvo el 13° puesto, y en Roma '60 escaló hasta la novena ubicación, al igual que en el debut olímpico doce años antes. Tuvo su mejor actuación en Italia porque llegó con una gran experiencia acumulada. Los organizadores lo designaron el sudamericano más destacado y lo hicieron jugar el partido de gala por ser considerado uno de los mejores del mundo.

El “Pacha” recibió ese apodo en la panadería que trabajaba de chico cuando el “Tano”, dueño del lugar, lo apuraba diciéndole “Movete pachorra” para que acelerara la entrega de los pedidos.

El ex-nadador Rodolfo Sacco, que integró junto con Luis Alberto Nicolao el equipo de natación de Ateneo de la Juventud y luego se dedicó por tres años al waterpolo, por lo que llegó a enfrentar a Codaro, lo recuerda así: “Tenía una habilidad innata y una gran comprensión del juego; aplicaba su velocidad y potencia que lo convertían en un especialista del contragolpe”.

Codaro ha dejado una huella imborrable en el deporte argentino y su ingreso al Hall de la Fama es un reconocimiento a su dedicación a lo largo de su extensa trayectoria que lo llevó a convertirse en una leyenda del waterpolo.

VIDEO

OSVALDO CODARO EN TV

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Buenos Aires 2018

Un chico de a caballo

Richard Kierkegaard es el representante argentino en Equitación. De familia ligada al deporte, llega con amplia experiencia y el sueño de poder colgarse una medalla.

Buenos Aires 2018

¿Cómo es ser voluntario olímpico?

Del 6 al 18 de octubre se llevarán a cabo los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018 y ocho mil voluntarios formarán parte.

Marcelo Bielsa

Marcelo Bielsa desembarcó en Inglaterra

El entrenador rosarino debutó con un triunfo en el Leeds United. El Loco llegó con su filosofìa para conquistar al país que le puso reglas a la pelota.