El uruguayo de 19 años recibió en su casa a El Equipo, analizó su presente en Boca y su futuro en Juventus.

Rodrigo Bentancur: “Cómo no me van a criticar a mí si critican a Messi”

Duranti Giuseppe

28 DE MARZO DE 2018

Rodrigo Bentancur fue muy criticado cuando en el partido contra San Lorenzo dio mal un pase a los 45 minutos del segundo tiempo dejando mano a mano a Mauro Matos ante Agustín Orion, que no pudo hacer nada ante el remate del delantero. A pesar de todo, el Vasco Arruabarrena lo bancó al siguiente partido contra River en el Monumental y el tiempo le dio la razón.

El uruguayo, nacido en Colonia, tuvo sus inicios futbolísticos en Artesano, club que presidía su padre, Roberto Bentancur, una de las personas donde se sostiene a la hora de tomar las decisiones. A principios de 2011 llegó a Boca para quedarse. Después de estar entrenando tres días con la categoría 96, al finalizar el último ensayo lo llamó Horacio Anselmi para comunicarle que al técnico que lo había estado viendo (El Topo Luque) quería que se quedara entrenando. Luego de debatirlo en familia, lo convencieron.

No fue nada fácil irse de su país con solo 12 años y alejarse de su familia. Pero Lolo-como le dicen los más íntimos- pudo adaptarse perfecto a la Argentina. Los primeros años vivió en Liniers con Cecilia, la esposa de su padre que es Argentina. Luego se fue a vivir a la pensión, ese lugar que siente como su segunda familia y donde, más allá de escenarios complejos, resistió aunque estuvo a punto de abandonar Boca para volver a su país, debido a que la FIFA no permitía que los menores de edad vinieran de otro país solamente para jugar en un club. Habían pasado tres años desde que había llegado y todavía no estaba habilitado para jugar en AFA.

Llegaba el fin de semana y se bajoneaba sabiendo que no iba a estar en la lista para poder jugar con sus compañeros. Tiempo después de vivir esta situación llegaron los papeles y quedó habilitado para jugar. No tardó mucho tiempo luego que lo dejaran jugar en AFA para que lo subieran a Reserva. Estuvo entrenandose una semana y se desgarró, cuando logró recuperarse lo bajaron de nuevo a la Sexta División y jugó todo el año en su categoría. Cuando llego el Vasco Arruabarrena, a mediados de 2014, lo subieron a Primera pero ese año jugó todo el semestre para la Reserva.

Arruabarrena fue el que lo hizo debutar el 31 de enero de 2015 justamente en un Superclásico. “En el momento que me llamó el Vasco para entrar tenía todos los sentimientos encontrados, más que nada nervios. ¡Encima era un clásico! Pero a la hora de entrar a la cancha logré dejar de lado el nerviosismo, y dar lo mejor de mí, por suerte se me dio el gol, así que fue una noche soñada”, comenta el uruguayo sobre su primer partido en la Primera de Boca.

Luego de la ida de Arruabarrena llegó Guillermo Barros Schelotto para estar al mando de este plantel, y fue quien lo afianzó en Primera y le dio confianza. “Me dijo que quería que explote con él y desde su llegada pude mejorar muchas cosas del juego, como la marca y la agresividad. Me ha marcado mucho por la confianza que me dio, me consolidó en Primera y ahora por suerte logré ganarme un puesto como titular. Trato de devolverle la confianza que me dio adentro de la cancha”.

Jugar en la Bombonera con la camiseta de Boca no es para cualquier jugador, hay que bancarse la presión de la gente, del periodismo. Pero a su vez, según cuenta, es único cómo las tribunas se convierten en el jugador número 12.

-¿Qué ese estadio late es mito o sentiste algo similar a esa definición?

-Sí, la verdad que si, ahora que lo veo desde adentro del campo de juego se siente impresionante el canto de la hinchada, también lo viví en las gradas y como alcanzapelotas. Realmente la cancha tiembla. Ahora vivirlo desde adentro es único, uno trata de abstraerse de lo que pasa afuera y concentrarse en el partido pero se hace imposible no escuchar el aliento de la gente, es una cosa increíble.

La crítica de la prensa, que salvo excepciones, analiza el fútbol solo desde un resultado, es moneda corriente en este país y el uruguayo es blanco fácil. Quieren que sea el conductor de Boca con tan solo tiene 19 años. “Lo tomo tranquilo, aparte es normal acá, lo critican a Messi cómo no me van a criticar a mí… Pero la verdad lo tomo bien, no le doy mucha importancia. Uno siempre escucha lo que dicen, pero te repito, lo tomo con tranquilidad. Cada uno tiene el derecho a opinar lo que quiera, así que nada, lo dejo a su criterio y que digan lo que quieran”.

Bentancur tiene solo 50 partidos jugados en la Primera de Boca y ya despertó el interés de Juventus de Italia que adquirió su pase por 10 millones de euros y el 20 de julio tendrá que sumarse a la Vecchia Signora para la pretemporada que el equipo italiano estará realizando en los Estados Unidos. “Ya desde el principio, cuando volvió Tevez a Boca y se puso que la prioridad de mi pase la tendrían ellos, se empezó a hablar del tema y la verdad es que es un orgullo que un equipo como la Juventus se fije en mí. Es un orgullo, feliz que se haya cerrado el pase y poder incorporarme en julio”.

Un sueño con la celeste

Rodrigo Bentancur disputará el Mundial Sub 20 de Corea del Sur con la selección uruguaya, luego de ganar el Sudamericano en Ecuador (viajó tras la derrota en el Superclásico). Con él como figura, la vara está muy alta para este seleccionado charrúa que no le tocó un grupo fácil: se medirán con Sudáfrica, Japón e Italia, con la particularidad que el arquero de la selección italiana, Emil Audero, es el tercer arquero de la Juventus y será su compañero a partir de mitad de año.

En este Mundial Uruguay cuenta con una camada de jugadores que, en algunos casos, juegan en equipos de elite. Los seleccionados juveniles sub 20 fueron subcampeones en dos oportunidades (Mundial Malasia 1997 y Turquía 2013) y este grupo buscará conseguir lo que ninguno, ser campeón.

VIDEO

Entrevista

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Fútbol femenino

La mujeres futbolistas avanzan y ahora son profesionales

Una serie de hechos y de reclamos empujó a la AFA a considerarlas trabajadores después de años de amateurismo. Es un paso más entre los tantos que dieron y que piensan dar en el fútbol femenino.

Historia de vida

Vivir, jugar y resistir en Venezuela

El rosarino Mario Santilli es arquero del equipo venezolano Deportivo La Guaira, y relata las complicaciones que observa diariamente frente a un escenario político convulsionado.

Racing

Racing campeón: cuando el fuego crezca quiero estar allí

Diciembre de 2001 fue el escenario en el que la sociedad no sólo se apoderó de las calles, sino que también fue el momento en el cual el pueblo racinguista pudo desatar el grito de gloria.