En Argentina no muchos jugadores van más allá de su deporte y deciden hablar sobre la actualidad del país.

El que pocos deportistas juegan: el partido político

Santiago Ballatore

28 DE MARZO DE 2018

“Creo en la artesanía del tiempo en cada uno de los deportistas en dimensionar su país. Cada deportista va dimensionando la realidad de su pueblo y sus complejidades. Y eso lleva tiempo. Ni mucho ni poco, lleva el tiempo que necesita cada uno”, comenta Kurt Lutman, el exjugador de Newell´s que se hizo un espacio en el mundo del fútbol para expresarse políticamente y militar sus ideales, algo que no abunda en el deporte nacional.
En Argentina son muchos los temas que dividen a la sociedad, pero muy pocos los deportistas que se manifiestan con respecto a éstos. Muchas veces es por el desinterés que hay sobre temas de actualidad en los vestuarios, como relató el futbolista Juan Cruz Komar en una entrevista con la revista NAN en septiembre de 2017: “El fútbol te mete en una burbuja. Somos parte de un engranaje de un sistema económico muy poderoso. Parece que estamos dedicados casi exclusivamente a eso y vivimos una situación económica irreal”.
Para Lutman la culpa de que esto suceda no es pura y exclusivamente de los deportistas, sino que hay una gran responsabilidad de los medios de comunicación: “La mayoría de los periodistas deportivos preguntan sobre fútbol como si el mundo se acabara ahí. Más allá de la voluntad del periodista esto deschaba que existe una línea editorial que condiciona ciertas preguntas para que no existan ciertas respuestas”.
La realidad es que, durante el último tiempo, hubo muchos temas presentes en la escena política argentina, como la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo(IVE), la lucha por la defensa de la educación pública e inclusive, un poco más atrás en el tiempo, la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado.
Al haber tanto desinterés en los planteles, son muy pocas las veces que hay un reclamo en conjunto de un equipo, pero así se dio en algunos casos. Por ejemplo, los jugadores de Temperley posaron con una pancarta con la consigna “No silencien a la prensa”, en referencia a los 357 despidos que fueron realizados en la agencia de noticias Télam. En agosto de 2017, el Gasolero había pedido por la aparición con vida de Santiago Maldonado. Otro caso ejemplar es el del club Sacachispas que, en apoyo a la lucha docente por paritarias justas y mayor presupuesto para las universidades, salió a la cancha con un cartel que decía “Sin educación pública no hay futuro”, mientras algunos futbolistas estaban vistiendo guardapolvos.
Pero, como fue mencionado antes, son muy pocas las veces que se dan estos reclamos conjuntos, por lo que cuando un deportista se expresa sobre actualidad, lo hace en soledad, como si estuviera solo contra el mundo. La legalización del aborto fue un tema que estuvo en la agenda política durante todo el 2018. Sebastián Domínguez, exjugador de Newell´s y Vélez, se expresó al respecto en su cuenta de Twitter: “La despenalización del aborto es el punto de partida de una lucha mucho más profunda en busca de una equidad social. El aborto legal iguala las condiciones de todas las mujeres.” Hubo varias personas del mundo del deporte que publicaron una foto en Instagram en apoyo a esa lucha de las mujeres, como el entrenador de la selección argentina de básquet Sergio Hernández, el futbolista de Temperley Leonardo Di Lorenzo o el mismo Komar.
Nahuel Guzmán, arquero del Tigres de México, es el ejemplo perfecto de un futbolista interesado en otros temas ajenos al fútbol. Utilizó unos guantes en apoyo a las Abuelas de Plaza de Mayo, pidió por la aparición con vida de Santiago Maldonado, se manifestó a favor del aborto y, en su cuenta de Twitter, escribió esto con respecto a la educación: “¿Cuál sería la razón, la explicación o los fundamentos para no acompañar el reclamo de los docentes en Argentina? ¿Acaso no debemos defender la educación en todas sus formas y con ello sus componentes?”
Lo que es, cuanto menos, curioso es lo poco que se han expresado con respecto a la IVE las deportistas argentinas. Ruth Bravo Sarmiento, jugadora de Boca y de la selección argentina, dijo en el programa de radio Era por Abajo que, si bien antes estaba sumamente en contra del aborto, ahora está a favor. Macarena Sánchez, jugadora de UAI Urquiza, es una militante feminista activa, como comentó en una entrevista con La Izquierda Diario en julio de este año: “De la mano del feminismo me empecé a dar cuenta de muchas cosas y me abrió la cabeza en todo sentido, y sobre todo en el fútbol. Es un deporte muy machista, incluso entre las mujeres, que las hay peores que los hombres en este sentido”, opinó.
A diferencia de lo que pasa en Argentina, en Estados Unidos se da todo lo contrario: reivindicando los valores de la Democracia Corinthiana, que fue un método que utilizó el plantel de Corinthians, encabezado por Sócrates, para oponerse a la dictadura militar en Brasil, la mayoría de las estrellas de los deportes más importantes opinan públicamente sobre temas políticos y sociales, sin importarles ser políticamente correctos.
El caso más emblemático de la actualidad es el de Colin Kaepernick, el jugador de fútbol americano que lleva casi dos años sin disputar un partido debido a que ninguna franquicia lo quiere contratar luego de haberse arrodillado durante el himno en reclamo por la opresión sistemática a la gente negra en su país. “No voy a levantarme para mostrar orgullo con la bandera de un país que oprime a la gente de color. Para mí, esto es mayor que el fútbol y sería egoísta de mi parte mirar para otro lado”, había dicho en su momento Kaepernick. Si bien aún no fue contratado por ningún equipo, recibió el apoyo de una gran cantidad de deportistas importantes de otros deportes. El pasado 3 de septiembre, Nike sacó un mensaje en apoyo al jugador con la frase: “Cree en algo. Aunque signifique sacrificarlo todo”.
Otro deportista norteamericano que está muy involucrado con lo que respecta a estos temas es LeBron James, quien es considerado por muchos el mejor basquetbolista del momento. Tuvo múltiples cruces con el presidente Donald Trump, mayormente por Twitter. Cuando los campeones de la NBA Golden State Warriors decidieron romper con la tradición de visitar la Casa Blanca luego de obtener el título, LeBron salió a respaldarlos e incluso llamó “tonto” a Trump.
Hablar o no, es decisión de uno. Es verdad que hay veces que no es vital emitir opinión sobre ciertos temas, pero hay otras que el silencio también es político.

“Creo en la artesanía del tiempo en cada uno de los deportistas en dimensionar su país. Cada deportista va dimensionando la realidad de su pueblo y sus complejidades. Y eso lleva tiempo. Ni mucho ni poco, lleva el tiempo que necesita cada uno”, comenta Kurt Lutman, el exjugador de Newell´s que se hizo un espacio en el mundo del fútbol para expresarse políticamente y militar sus ideales, algo que no abunda en el deporte nacional.

En Argentina son muchos los temas que dividen a la sociedad, pero muy pocos los deportistas que se manifiestan con respecto a éstos. Muchas veces es por el desinterés que hay sobre temas de actualidad en los vestuarios, como relató el futbolista Juan Cruz Komar en una entrevista con la revista NAN en septiembre de 2017: "El fútbol te mete en una burbuja. Somos parte de un engranaje de un sistema económico muy poderoso. Parece que estamos dedicados casi exclusivamente a eso y vivimos una situación económica irreal”.

Para Lutman la culpa de que esto suceda no es pura y exclusivamente de los deportistas, sino que hay una gran responsabilidad de los medios de comunicación: “La mayoría de los periodistas deportivos preguntan sobre fútbol como si el mundo se acabara ahí. Más allá de la voluntad del periodista, esto deschaba que hay una línea editorial que condiciona ciertas preguntas para que no existan ciertas respuestas”.

La realidad es que, durante el último tiempo, hubo muchos temas presentes en la escena política argentina, como la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo(IVE), la lucha por la defensa de la educación pública e inclusive, un poco más atrás en el tiempo, la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado.

Al haber tanto desinterés en los planteles, son muy pocas las veces que hay un reclamo en conjunto de un equipo, pero así se dio en algunos casos. Por ejemplo, los jugadores de Temperley posaron con una pancarta con la consigna “No silencien a la prensa”, en referencia a los 357 despidos que fueron realizados en la agencia de noticias Télam. En agosto de 2017, el Gasolero había pedido por la aparición con vida de Santiago Maldonado. Otro caso ejemplar es el del club Sacachispas que, en apoyo a la lucha docente por paritarias justas y mayor presupuesto para las universidades, salió a la cancha con un cartel que decía “Sin educación pública no hay futuro”, mientras algunos futbolistas estaban vistiendo guardapolvos.

Pero, como fue mencionado antes, son muy pocas las veces que se dan estos reclamos conjuntos, por lo que cuando un deportista se expresa sobre actualidad, lo hace en soledad, como si estuviera solo contra el mundo. La legalización del aborto fue un tema que estuvo en la agenda política durante todo el 2018. Sebastián Domínguez, exjugador de Newell´s y Vélez, se expresó al respecto en su cuenta de Twitter: “La despenalización del aborto es el punto de partida de una lucha mucho más profunda en busca de una equidad social. El aborto legal iguala las condiciones de todas las mujeres.” Hubo varias personas del mundo del deporte que publicaron una foto en Instagram en apoyo a esa lucha de las mujeres, como el entrenador de la selección argentina de básquet Sergio Hernández, el futbolista de Temperley Leonardo Di Lorenzo o el mismo Komar.

Nahuel Guzmán, arquero del Tigres de México, es el ejemplo perfecto de un futbolista interesado en otros temas ajenos al fútbol. Utilizó unos guantes en apoyo a las Abuelas de Plaza de Mayo, pidió por la aparición con vida de Santiago Maldonado, se manifestó a favor del aborto y, con respecto a la educación, en su cuenta de Twitter escribió: “¿Cuál sería la razón, la explicación o los fundamentos para no acompañar el reclamo de los docentes en Argentina? ¿Acaso no debemos defender la educación en todas sus formas y con ello sus componentes?”

Lo que es, cuanto menos, curioso es lo poco que se han expresado con respecto a la IVE las deportistas argentinas. Ruth Bravo Sarmiento, jugadora de Boca y de la selección argentina, dijo en el programa de radio Era por Abajo que, si bien antes estaba sumamente en contra del aborto, ahora está a favor. Macarena Sánchez, jugadora de UAI Urquiza, es una militante feminista activa, como comentó en una entrevista con La Izquierda Diario en julio de este año: “De la mano del feminismo me empecé a dar cuenta de muchas cosas y me abrió la cabeza en todo sentido, y sobre todo en el fútbol. Es un deporte muy machista, incluso entre las mujeres, que las hay peores que los hombres en este sentido”, opinó.

A diferencia de lo que pasa en Argentina, en Estados Unidos se da todo lo contrario: reivindicando los valores de la Democracia Corinthiana, que fue un método que utilizó el plantel de Corinthians, encabezado por Sócrates, para oponerse a la dictadura militar en Brasil, la mayoría de las estrellas de los deportes más importantes opinan públicamente sobre temas políticos y sociales, sin importarles ser políticamente correctos.

El caso más emblemático de la actualidad es el de Colin Kaepernick, el jugador de fútbol americano que lleva casi dos años sin disputar un partido debido a que ninguna franquicia lo quiere contratar luego de haberse arrodillado durante el himno en reclamo por la opresión sistemática a la gente negra en su país. “No voy a levantarme para mostrar orgullo con la bandera de un país que oprime a la gente de color. Para mí, esto es mayor que el fútbol y sería egoísta de mi parte mirar para otro lado”, había dicho en su momento Kaepernick. Si bien aún no fue contratado por ningún equipo, recibió el apoyo de una gran cantidad de deportistas importantes de otros deportes. El pasado 3 de septiembre, Nike sacó un mensaje en apoyo al jugador con la frase: “Cree en algo. Aunque signifique sacrificarlo todo”.

Otro deportista norteamericano que está muy involucrado con lo que respecta a estos temas es LeBron James, quien es considerado por muchos el mejor basquetbolista del momento. Tuvo múltiples cruces con el presidente Donald Trump, mayormente por Twitter. Cuando los campeones de la NBA, Golden State Warriors, decidieron romper con la tradición de visitar la Casa Blanca luego de obtener el título, LeBron salió a respaldarlos e incluso llamó “tonto” a Trump.

Hablar o no, es decisión de uno. Es verdad que hay veces que no es vital emitir opinión sobre ciertos temas, pero hay otras que el silencio también es político.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Capitanes

Gastón Machín, el bicho que voló a la Primera

El mediocampista Gastón Machín, hincha de Argentinos Juniors, tuvo dos etapas en el club. La última fue desde 2016, cuando el Bicho descendió, hasta la actualidad. En su segundo periodo, siempre que jugó fue el capitán del equipo.

Cristiano Ronaldo

El archipiélago que produce menos que la Serie A

Los derechos de televisación del calcio italiano valen más que toda la ganancia que puede generar las Islas Salomón en un año.

Capitanes

Federico Mancinelli, un capitán forjado en el ascenso

Surgido futbolísticamente en Tiro Federal, el actual capitán de Huracán siempre fue un lider del equipo, a pesar de no haber llevado la cinta.