José Horacio Basualdo repasó temas de la actualidad del fútbol y también de su brillante carrera. Fue campeón mundial con Vélez y Boca y jugó los Mundiales '90 y '94 al lado de Maradona

"Pareciera que si no estás con cierto representante, no podés dirigir"

Rodrigo Engel

28 DE MARZO DE 2018

Josè Horacio Basualdo, el ídolo de Boca Juniors, Vélez Sarsfield y representante de la Selección Argentina en dos Mundiales junto a Diego Armando Maradona se adueña de la redonda y explaya sus conceptos del otro lado de la línea; Mauro Zárate, los técnicos que rebotan de club a club en Primera División, la incapacidad de los cholulos para rodear a Lionel Messi, la Libertadores de sus ex compañeros Barros Schelotto y, fiel a su humildad,la ilusión de darle una mano a los más chicos.

-¿Qué te pareció la última gira de la Selección Argentina? ¿Te gustaron los equipos que planteó el técnico?

-Excepto algunos jugadores, los demás están todos a prueba. Realmente se verá después si va a seguir este cuerpo técnico o si va a venir otro. Está todo en veremos.

-¿Hay algún nombre que te guste personalmente para que dirija en un futuro a la Selección?

-Sacando a los actuales que son Guillermo (Barros Schelotto) y Marcelo (Gallardo), más que nada por a quién dirigen, puede ser el Pelado Almeyda o el mismo Ramón Díaz. Hay otros técnicos con un poco de trayectoria como para postularse

-¿Crees que en el ámbito de la Asociación del Fútbol Argentino están capacitados para elegir uno?

-No sé si están capacitados para la elección de un nombre porque se han quemado bastante con lo de Jorge Sampaoli y los técnicos que vinieron anteriormente, como (Edgardo) Bauza. Pienso que está difícil.

-La FIFA lanzó las estadísticas oficiales del Mundial de Rusia 2018 y los números arrojaron que Francia salió Campeón del Mundo con una posesión de pelota por debajo del 50%: ¿Qué les falta a los equipos de mayor tenencia de pelota, siendo Alemania y España los ejemplos más contundentes, para romper las líneas de los rivales de menor envergadura que le plantean un sistema táctico defensivo y aguerrido?

-Yo creo que cuando hay equipos así, lo que siempre rompe el esquema rival es lo individual. En este momento, Francia tiene jugadores ofensivos muy buenos y eso es lo que está haciendo la diferencia con las demás potencias. Los franceses hicieron el cambio justo en el momento justo, de la mano de (Kylian) Mbappé y junto a otros jugadores que han demostrado que pueden llegar a desequilibrar.

-¿VAR si o VAR no?

Es con un criterio muy difícil lo del VAR. Está bien, quizás, para la parte donde está muy fina la situación: Pelotas paradas dentro del área, córner, manotazos adentro del área o alguna pelota muy dudosa, tipo penal. El árbitro tiene que manejarlo a su criterio, sino siempre vamos a depender de la tecnología. Uno siempre quiere que el fútbol sea espontáneo y la tecnología va a servir siempre y cuando la usemos lo mínimo.

-Teniendo en cuenta el desastre institucional en AFA durante los últimos años y la forma de clasificar en Ecuador con aquellos tres goles de Messi, ¿Cómo viste el Mundial de Leo?

Nunca se formó un equipo, todo siempre fue individual y no supimos aprovechar al mejor jugador del mundo. Quizás hubo técnicos más cholulos que quisieron dirigirlo, pero no formar un equipo para él y eso lo estamos padeciendo. Siempre necesitamos de él para ganar un partido y no tendría que ser así. Él debería ser el plus del equipo y no el salvador.

-¿Volverá a la Selección?

-Pienso que sí. En algún momento va a volver porque él sabe que todavía está en condiciones y tiene una linda posibilidad en Qatar 2022 para ponerle a su carrera la frutillita del postre, ya que, como jugador, y más del Barcelona, ha batido miles de récords y sabe en su interior que tiene algo pendiente con la celeste y blanca. Igualmente, nada va a borrar lo que hizo como jugador. Pareciera que si no gana algo en Argentina no es el más grande del mundo.

-En el VfB Sttuttgart (jugó en el club alemán en la temporada de 1990) fuiste compañero del delantero yugoslavo Demir Hotic, un jugador importante para tu adaptación en Alemania: ¿Cómo viven el fútbol allí?

-Ellos son los argentinos europeos, porque son muy parecidos a nosotros en cuanto a la disciplina. Les gusta entrenar, jugar, la plata, salir. Realmente muy parecidos a nosotros. Si no fuera que lo escucho hablar yugoslavo, para mí era argentino. Él me dio una gran mano y me contuvo los primeros meses más que nada. Un gran compañero.

-Luka Módric, elegido el mejor futbolista de la Copa del Mundo, quedó seleccionado entre los 30 posibles ganadores del Balón de Oro. ¿Qué sensaciones te dejó en Rusia?

-Fue un buen abanderado de los croatas. Un capitán muy completo que ya venía en alza desde que entró al Real Madrid y terminó cumpliéndolo en este Mundial. Esperemos que cierre su ciclo conquistando el Balón de Oro.

-El Coco Basile reconoció en varias oportunidades que la Selección de 1994, de Cani, Diego y Batistuta estaba para Campeón del Mundo, pero el Doping de Maradona en Dallas los derrumbó anímicamente: ¿Cómo se vivieron esos días en Estados Unidos?

-Todo fue muy raro porque no lo esperábamos. El plantel para mí era un equipo que tranquilamente podía pelear el campeonato, porque justamente era un equipo y a partir de ahí sobresalía Diego. Lamentablemente hemos quedado en el camino. Después de Bulgaria cambió la historia, ese doping borró muchos sueños de poder llegar a la final y la frustración se sintió porque por más que nosotros contra Rumania (Argentina perdió 3-2 y quedó eliminada en octavos de final) casi damos el salto, no alcanzó y quedamos eliminados.

Sin embargo, en ese mismo año conseguiste la Copa Libertadores con Vélez Sarsfield tras derrotar al San Pablo en el Morumbí y finalizaste el año dando la vuelta en Tokio frente a los ojos del Milán, ¿Aquel plantel esperaba llegar tan alto?

-No, no, para nada. Ni el técnico tenía en mente todo lo que vino después. No solo ganar el torneo Apertura de 1993 sino ingresar a la Libertadores y ganarla, después de superar el grupo de la muerte, en el cual estaban Cruzeiro, Palmeiras y Boca Juniors. La frutilla de ese año fue ganarle al Milán de Paolo Maldini, Alessandro Costa y grandes jugadores de la selección italiana. Traerla con un humilde Vélez fue un mérito importante que, obviamente, al día de hoy, no solo la gente del club sino la del fútbol en general, lo recuerda.

-En el último mercado de pases se armó un revuelo importante por el traspaso de Mauro Zárate a Boca Juniors. Una palabra autorizada en el club como la tuya, ¿entiende el enojo de la gente? ¿No es un poco exagerado?

-Tuvo un poco de culpa el jugador al declarar que en Argentina solo iba a jugar en Vélez y se iba a retirar allí. Si él se hubiera callado y habría sabido controlar un poco más la situación, no debería haber habido problema en que se fuera a un club grande, ya que tiene 32 años, se le dio la oportunidad y la quiso aprovechar. Muchos jugadores hemos ido de Vélez a Boca y no ha pasado nada. Igualmente, ya quedó en el pasado y yo siempre digo lo mismo: Los ídolos son los que han traído la Copa del Mundo. Andamos con una falta de ídolos importante y a veces la gente se confunde.

-Dirigiste en Ecuador, Chile, Bolivia, Uruguay, Colombia, Paraguay, en El Porvenir y hasta en… ¡Indonesia! ¿Por qué nunca se te dio la posibilidad de dirigir en Liniers?

-No lo sé. Estuve más en una terna perdida por ahí en Boca Juniors, pero nunca pude ser nombrado. Además, siempre anduve a contramano: cuando me querían tenía trabajo y cuando venía de afuera, acá ya estaba todo ocupado. Pero, así y todo, nunca se me dio la posibilidad de poder estar en la dirección técnica de Vélez.

¿Crees que la Primera División en Argentina es como una rueda? ¿Una especie de círculo en donde prácticamente siempre dirigen los mismos?

Sí, sí. Es un poco eso. Lo que quieren los dirigentes. Por ejemplo, ahora, sin faltarle el respeto a Carboni (Ezequiel) hizo una pésima campaña en Lanús y de golpe tiene trabajo en Argentinos Juniors. Entonces uno no entiende cómo se eligen los técnicos. Lucas Bernardi tuvo pésimas campañas y sin embargo sigue teniendo trabajo. Pareciera que si no estás con cierto representante no dirigís.

-En una entrevista con Radio Mitre expresaste que Marcelo Gallardo tiene cosas de Carlos Bianchi: ¿A qué facetas apuntabas específicamente?

-La utilización de jugadores de inferiores. Gallardo cuenta con muchos más que Guillermo en Boca. Por ejemplo, tuvo a Sebastián Driussi, Lucas Martinez Quarta, Exequiel Palacios, siempre intentando infiltrar juveniles, como Bianchi en su momento tuvo a Julio Marchánt, Ariel Carreño. Guillermo recién tuvo un poquito de Andrés Cubas y de Gonzalo Maroni, que tampoco son de las inferiores de Boca. Ahora contó con Agustín Almendra, pero no mucho más.

-En la Era Bianchi concentraste con Guillermo: ¿Lo pensabas en el rol de entrenador? ¿Era de hablar mucho de fútbol?

Si tenía que pensar sobre algunos de aquellos jugadores que en un futuro se convirtieran en técnicos, quizás podía pensar que Guille encajaba. Después, con Gustavo ya siendo ayudante de Gregorio Pérez en Libertad de Paraguay, la posibilidad de que Guillermo se lance estaba latente. Pero, en un principio, ni a él ni al Vasco Arruabarrena, me los imaginaba y sin embargo lo fueron.

-Hace unos días anunció el retiro del fútbol profesional Nicolás Burdisso: ¿Qué recuerdos te dejó en aquel histórico Boca Juniors del 2000?

-Era un chico que tenía mucho y venía en una muy buena evolución. Y adelante tenía dos grandes maestros, como lo fueron el Patrón Bermúdez y Walter (Samuel). La oportunidad le llegó, la supo aprovechar y eso le dio no solo jugar en la Selección Argentina, sino también extender su carrera al fútbol italiano. Un gusto haber compartido ese crecimiento con él.

-En la Final Intercontinental versus Real Madrid enfrentaste a Raúl, un emblema del Madridismo. Jorge Valdano, en su libro Fútbol: El Juego Infinito, escribió que nada tenía que ver con las escuelas modernas de fútbol, porque era un tipo neto de potrero. Prácticamente tu escuela fue también en ese ámbito, porque de ahí saltaste sin escala a Villa Dálmine: ¿Apreciaste aquel día ese juego característico en él?

-Sí, son jugadores rebeldes. Figo también. Imprevisibles porque de la galera te sacan algo distinto, algo que no está en la escuela europea. Parece que fueran pasos más sudamericanos que europeos y en esa clase de jugadores entra Raúl. Un jugador distinto, con picardías difíciles de ver en ese fútbol.

-¿La intención de armar una academia en el interior que prepare física y mentalmente a los chicos para su posterior llegada a Buenos Aires sigue en pie?

-Sí, siempre tratamos de ayudar de alguna manera. Siguen en pie muchos proyectos. A veces el cambio del interior a la Capital es muy grande. Estás demasiado solo y eso asusta a los del interior. En algunos casos, es motivo de dejar el fútbol.

-Mencionaste que la prensa en éstos tiempos inventa ídolos prácticamente por uno, dos o tres partidos: ¿Crees que en este fútbol globalizado los niños le prestan más atención a los “héroes deportivos” que a la pelota en sí?

-Totalmente. Ellos buscan más estereotipos europeos, como los abdominales de Cristiano Ronaldo o la perfección de los jugadores y no en el juego en sí. Siempre le digo a mi hijo que no hace falta no tener pancita, sino que debe fijarse en otras cosas, ya sea perfeccionar la pegada, el cabezazo, la marca, etc. Al fútbol hay que tratar de llevarlo a las bases y las del potrero siempre han sido esas; Jugar y divertirse.

-Juan Román Riquelme criticó el tema de los cereales y el GPS…

Sí, el famoso GPS ahora, que marca más la carrera y no la cantidad de pases errados. Estamos dándole prioridad a algunas cosas y nos olvidamos de jugar…

-Además, agregó que Boca es candidato a ganar la Copa Libertadores porque River, Gremio y Palmeiras“tienen lo mismo o menos”: ¿Coincidís en ese aspecto?

-Sí, pero hay que demostrarlo. Ahora vamos a enfrentar a un archirrival que siempre parece que lo tenemos en el camino y se verá. Palmeiras está en las mismas condiciones que Boca, pero después está en cada uno desarrollar lo mejor posible para alcanzar la final. A veces uno se ilusiona con un Superclásico y primero hay que llegar.

-?El primer partido en las tribunas de La Bombonera fue aquel Boca 1-0 Ferro en el Metropolitano de 1981, el día de la descomunal avalancha detrás del arco: ¿Cómo lo viviste en el asiento del espectador?

Lo viví bien, sorprendido. Un partido directamente por el campeonato y lindo. Un Ferro con grandes nombres en ese momento y del otro lado un Diego (Maradona) que arrasaba. Fui un privilegiado de esa tarde y de vivir esa famosa avalancha que hace Boca cada vez que hace un gol. Eso selló mi sentimiento de hincha, me marcó a fuego.

-¿Observas al Dorados de Sinaloa?

Sí, hago el esfuerzo y un poquito lo veo. Ya con saber que está Diego en el banco, los jugadores están dando lo mejor y eso fue de la levantada en los últimos partidos.

¿En tu función de Director Técnico preferís más al jugador obediente o, quizás, alguno desordenado, atrevido?

-Un poquito de todo. He tenido esa clase de jugadores rebeldes que adentro de la cancha no les importa nada, te juegan y sin embargo son un desastre total. Me ha pasado en Ecuador y Perú. Después están los que quieren aprender un poco más. Hay de todo. Me gusta el jugador inteligente que sabe aprovechar sus años como futbolista.

-Te pido una anécdota con Riquelme dentro de la cancha el 28 de noviembre del 2000, cuando enfrentaron al Real Madrid…

Lo que siempre admire de Román es la tranquilidad y la convicción que tiene cada vez que juega. Él sabe realmente lo que va a hacer, lo que quiere para su equipo y hubo muchas veces que lo ha aprovechado. Cuando se tuvo que poner el equipo al hombro con el Real Madrid lo hizo. Y también tiene la frialdad de meter un pelotazo de 40 metros para dejar solo a Martin (Palermo) frente al arco. Tiene cosas que nos sorprendía gratamente en cada partido. Hoy en día se lo extraña y haber sido su compañero ha sido realmente un privilegio.

VIDEO

Basualdo visitó Deportea

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Seleccion Argentina

Leyendas del gol y machirulos empedernidos

De Guillermo Stábile, goleador del Mundial del 30, a Eliana Stabile, futbolista del equipo femenino que se clasificó para Francia 2019. Fútbol, goles, género y el despertar de una pasión de selección.    

El salario en el fútbol en época de crisis

Cómo se atrasaron los sueldos de los futbolistas con la corrida cambiaria. Qué pasa con las mujeres que intentan vivir de la pelota.

Economía en descenso

Las SAD, a la sombra del fútbol

Nadie lo confirma de manera oficial, pero desde el Gobierno nacional buscan impulsar las sociedades anónimas deportivas en el fútbol argentino. Cuál es el panorama y qué consecuencias podría acarrear la medida.