El centro de entrenamiento es, además, una academia de formación de jugadores modelo en el mundo, que nutrió a la selección gala en sus mayores logros desde 1994 hasta la actualidad.

Clairefontaine, el lugar donde comienzan los sueños franceses

Tomás Grasso @tomassgrasso

28 DE MARZO DE 2018

El proyecto Clairefontaine fue originalmente una creación del mandamás de la Federación Francesa de Fútbol, Fernand Sastre, y fue inaugurado por el presidente de la República, Francois Mitterand en 1988. Escondido por un pueblo de solo 913 habitantes, se construyó sobre el castillo de Montjoye, ubicado a 50 kilómetros de París y en las profundidades de un bosque.

Actualmente, es la cuna del talento, es donde se comienzan a foguear las futuras generaciones que nutrirán a la selección gala. En una sociedad que acostumbra a festejar los éxitos deportivos y no se valora el esfuerzo que conlleva el tránsito de un el largo camino al logro. ¿Qué rol cumple esta academia en el admirado proyecto del seleccionado francés?

Sin lugar a dudas que el papel es fundamental. Previo a su inauguración, el único logro deportivo destacable era la obtención de la Eurocopa 1984 con la memorable actuación de Michel Platini. La búsqueda desde sus comienzos fue darle una identidad, implementar una visión unificada para el juego nacional. Por ello se direccionó a la formación académica y futbolística de niños de entre 13 y 15 años.

Los frutos llegaron 10 años después, con la consagración en la Copa del Mundo que disputaron en condición de anfitrión. El predio los albergó tanto en el mes previo como durante la competencia, allí varios jugadores que fueron parte del instituto educativo en su infancia, volvieron a cruzarse con esos olores y rincones en los que soñaron llegar a defender la camiseta nacional, entre ellos Thierry Henry –máximo goleador histórico- y Lilian Thuram.

"Esos edificios son más que una herramienta fantástica. Son una piedra angular, una visión, una filosofía, un lugar de unidad. Cuando se abrieron, no podíamos imaginarnos el papel que este lugar jugaría diez años después", dijo Gerard Houllier, el ex mánager del Liverpool que trabajó en la Federación a principios de la década de 1990.

Esa generación de jugadores tuvo continuidad en el tiempo y dos años más tarde alzaron la Eurocopa organizada por Bélgica y Holanda de la mano de Zinedine Zidane. Clairefontaine y la identidad que desde allí se creó, forjó una nueva camada que llevó a Francia a una nueva final del mundo en 2006, aunque esta vez cayó contra Italia por tiros desde el punto penal.

Desde ese punto alcanzado 12 años atrás hasta el día de hoy, se forjó una generación de jugadores que es la encargada de defender la esperanza de Les Bleus en Rusia 2018, la temible delantera que forma con Kylian Mbappé, Olivier Giroud y Antoine Griezmann fue formada en un 66% en Clairefontaine. Únicamente el atacante del Atlético Madrid no fue parte de la academia. Del plantel actual se puede sumar a Blaise Matuidi, Paul Pogba, N´Golo Kante y Benjamín Mendy.

Los datos estadísticos avalan un proceso que comenzó a pensarse después del declive futbolístico que vivió el país galo en la década del 60 y mediados de la del 70, y que este año cumple 30 años desde su arranque, y espera tener un aniversario a toda orquesta con la obtención de la Copa del Mundo de Rusia 2018.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Rusia 2018

¿Qué estaban haciendo los campeones del mundo hace cuatro años?

Desde la edición de Brasil a Rusia, son pocos los jugadores franceses que se mantuvieron dentro de la plantilla y pudieron levantar la Copa. ¿Dónde estaban en el 2014?

Rusia 2018

Deschamps, el bicampeón

Desde sus inicios en el rugby, el entrenador de la Francia campeona ya indicaba el carácter y la personalidad que mantuvo durante su mandato a partir de julio de 2012.

Rusia 2018

Mbappé, preparado para heredar el trono mundial

Con 19 años, es el mejor jugador joven de Rusia 2018: el planeta fue a ver a Lionel Messi y a Cristiano Ronaldo pero se encontró con Kylian Mbappé.